viernes, octubre 20, 2006

Tú, tú, tú

Ruego disculpen la tardanza, pero he estado indispuesta debido a diferentes ocupaciones y para colmo se ha producido un bloqueo bastante molesto, así que tiraré de poemas. Espero que disfruten. Disculpen la mala calidad.

¿Qué le ha pasado a mi cabeza?
Ya no funciona,
ya no sirve para nada,
un bucle, una y otra vez el mismo pensamiento:
Tú, Tú, ¡TÚ!
pensar en ti no me ayuda,
me ayuda a no dormir recordando tu voz
a no comer pensando en el alimento de tu boca
a no llorar pensando en tu risa
a suspirar viendo como mi vida se escapa por ti.
Tú, Tú y otra vez Tú.
Y no terminas de salir de mi mente
y no terminas de entrar en mi vida.
Márchate de una vez,
déjame sola como estaba,
no necesito la compañía de un ser ausente
un ladrón de vidas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por Gehová!

Es patetico este poema. Espero que no exista nadie tan pobre cuya vida no valga nada y tenga que basarse en parasitar a los demas.

Alia dijo...

Y es que, querido amigo, cuando uno se enamora es un poco parásito... por eso a veces se considera una droga... dependencia! A veces sientes que tu vida no vale nada sin el otro, aunque no sea cierto.
Al menos es patético, me alegro de que te remueva un poco las entrañas

Yamal dijo...

Holaa

Mira Estrella, pa que veas que me meto en tu blog y escribo. Y sin decir burradas :P

Hace muchos años me pasó algo parecido a lo que dice el poema. Creo que es una putada vivir en esa situacion, pero vamos yo la he vivido y cuando la vives te sientes de puta madre.

Poco mas puedo opinar.

Hasta pronto.