miércoles, mayo 19, 2010

el poder del piano

http://www.youtube.com/watch?v=GBkJOeCaILk (Música recomendada durante la lectura)


Cierro los ojos y noto como el viento me acaricia suavemente, moviendo mi brillante melena ondulada, el salitre es mi perfume, la luz del atardecer me acompaña y me hace sonreír. Abro los ojos y me veo sentada frente al ordenador, sin saber qué hacer, ante una página en blanco, oigo tus notas de piano, y me desborda el alma, caigo en el embrujo, vuelvo a cerrar los ojos y entonces estoy en la proa de un barco de madera, surcando un mar azul mientras el aire mueve mi cabello largo como el de Rapunzel y mi vestido blanco, las gotas del agua rota me salpican en la cara y yo me lamo los labios para comerme el mar, unas manos fuertes y cálidas acarician mi cintura y se enredan en mi pelo, el dueño de esas manos huele a viajes y me deja descansar la cabeza en su hombro, le veo sonreír y me contagia, acaricio su barba con la frente y me aprieta la cintura, me aparta un poco, sólo para bersarme, salado y dulce a la vez, me llena de calidez, mientras las gotas de la mar rota besan mis mejillas, es imposible sentirse más querida. Él mete su nariz helada en mi cuello y dice algo que no puedo oir, pero su aliento me provoca un escalofrío...

Tus notas, tu piano, tus manos mágicas que siempre me acompañán contándome historias, picándome en las manos...

3 comentarios:

Luque dijo...

Precioso, me ha gustado muchísimo. Esa mezcla ente la música y tu prosa ha sido un gran acierto.

Estrella Ferre dijo...

si no fuera por la música... no sé que sería de mi prosa

Atrøphos dijo...

Enhorabuena Estrella! A mí me han gustado esas letras con sabor a mar, porque me has llevado con unas pocas líneas a navegar entre olas de romanticismo. Así da gusto :) Te agrego a facebook, y así también sigo tus progresos blogueros. Un saludete!!